Frankenstein | Mary Shelley, 1816. James Whale, 1931

frankninalago

Para Ofelia, que me salvó del monstruo inmenso del desamor

 

Escena junto al lago

                      a Frankenstein y su mundo

 

Después de tanto huir, sombra para los vivos,

sonámbulo en la muerte y mal despierta el alma,

mi casa es un pantano negro como esta noche,

hambriento de maleza, sediento de rumores.

 

Entre los juncos veo la forma diminuta

de mi vieja esperanza —un presagio del alba.

Toda mi furia pasa, con la paz, con las trenzas,

con el ramo de flores de esta niña encontrada.

 

 

(c) Del texto, f. molina; la ilustración pertenece a la película Frankenstein de James Whale.

 

Nota: valga este apunte poético tomado de los cinemas (del poemario propio Museo de bellas artes) como homenaje a los dos siglos de la imaginación de Frankenstein que por estas fechas se cumplen.