Un poema | Todo un libro

Edward Hopper, The Lighthouse at Two Lights, 1929, detalle

Una madrugada, después de un desengaño poético y mundano (que no voy a contar, para no darle más vida), me toca en suerte este poemita, que viene a inaugurar toda la serie de Un incierto sentido. Y yo lo acepto. Y os lo ofrezco.

Misión y visión

Recibes cierta luz de cada cosa,
como si fuera el faro el que te elige
entre sus sombras más precisas.

Esas palabras no has de contarlas
en las olas del mar o en las estrellas,
sino decirlas ya, fuera de toda noche,
con el lenguaje de la gente y de los días. 

© félix molina, Un incierto sentido

Más poemas de Un incierto sentido en el blog:

Ropa tendida  

Pintado para hoy

Anádasis

Punto de luz  

Sin embargo