Calendario fm | al 2015

31 de enero | Philip Morris Glass, 1937 –

enero2015

Que el tiempo es un oro acuoso y fugaz que nos consume, apenas lo dudamos. Sobre todo si tenemos la suerte de ir cumpliendo años, o el azar nos va prodigando el regalo de la perspectiva sobre los seres y las cosas que amamos. Pero el tiempo es también la brizna de una música. Este oficio y su arte encierra en la misma notación la matemática y como el sentido, la intimidad del mundo. Eso parece que lo saben pocos músicos como este Philip Glass, que abrazó –desde la contemplación del budismo y una originaria playa de Einstein– una figuración del infinito, al menos su miniatura musical, para que nos vayamos haciendo una idea de lo que puede ser la no cesación, lo que nunca caduca, lo que jamás perece.

 

La suya es una música rocosa pero leve –sí, a un mismo tiempo: tiene la consistencia de una montaña sonora, pero el ritmo leve de un ala, o una rueda de bicicleta, que se sucede a sí misma para transportarnos, sin estridencia ni aparente desgaste, y hacernos también sucesivos: primero el adoquín que nos engulle, después –lentamente– el asfalto, tras él la gravilla y la tierra húmeda, finalmente la arena. Que este sonido es una raya en el agua del tiempo también lo apreciaron directores de cine como Stephen Daldry, en su recreación del mundo de Virginia Woolf a través de las olas del tiempo, uniendo el espíritu sucesivo de tres mujeres sobre el retal de la música de Glass.

 

Ahora que parece que –al menos visualmente– vamos a establecer contacto con el enigmático y distante Plutón, nos viene muy a mano esta maqueta de la infinitud que nos entrega, con cada nota entreverada de ritmo, Philip Glass. Quizá así imaginemos también, junto al tiempo, la coreografía del espacio, esa en la que nosotros mismos –con todo nuestro bagaje de recuerdos y experiencias– no somos sino partículas, lo menor. De nosotros y nuestra conciencia depende que seamos también lo menos destructivo.

 

Nota finita: Philip Glass es un músico perfectamente representando en el ciberespacio, gracias a su propia página:
http://www.philipglass.com/
La siempre llena de maravillas El poder de la palabra también nos lo ofrece en una selección de sus creaciones:
http://www.epdlp.com/compclasico.php?id=788
Hablando de coreografías, genial la de este youtuber que lo ha asociado nada menos que a Kurosawa y su universo:

 

 

Y para quien quiera perderse un poco en el Universo (acaso con un fondo de Glass), le aconsejo este espectacular diagrama:
http://htwins.net/scale2/lang.html

Anuncios