Calendario fm | al 2015

23 de junio | Yann Pierre Tiersen, 1970 –

junio2015

Este creador tiene la virtud de los que convencen por lo que son, antes que por cualquier mención; de los que arrebatan solo por el mero y delicadamente mecánico placer de su música. Cuando quiso abrir la cajita que luego se decidió a continuar en  películas  y álbumes ya obtuvo nuestra sonrisa, porque ese arte mínimo nos deparó el máximo disfrute. Lo sencillo no lo es por simple, sino más bien por singular, por propio, por original –nacido desde el origen: ¿alguien no abrió una vez el eje de uno de esos juguetes de la infancia y descubrió que en esas notas pasadas, casi lacerantes, no estaba parte de todo lo vivido?

Desde hace algunos años, sin embargo, Tiersen, más allá de olvidar su sortilegio de juguetería y su como respirar de tiovivo, lo está incorporando –si eso se puede, con algo tan etéreo como su música– al folklore nórdico. El mundo de las hadas, que Mendelssohn nos trajo envuelto en gasas  y Klemperer  se encargó de tamizar añadiendo aún más música a la arquitectura feérica del Romanticismo, se puebla en Tiersen de la esencia mínima de tubulares armónicos, acordeones centroeuropeos, carillones resonando en lo interior de cada ciudadano lo mejor de Europa, que casi siempre es lo más distinto a la economía y su burocrático –por decir algo, esto es tan solo fm | al– reparto de la riqueza.

Compositor que siempre nada entre los océanos del minimalismo y la banda sonora, me parece atrevida su propuesta a pesar del inmovilismo en que se le encasilla, quizá es solo que los estilos –en todo– se engrosan en estos tiempos: todos hemos leído y aprendido más de lo anterior que cualquier creador de hace un siglo (al menos potencial y cuantitativamente, claro) y cuando encontramos lo que pensamos “nuestro” nos dedicamos con más fruición a ello, consideraciones de mercado aparte –es lógico, estamos en el siglo de ello, al parecer.

Como persona acostumbrada a escuchar su música, esta me subyuga sin más, sin que pueda reducirme a otra cosa que… seguir escuchándola.

 

Tiovivo de notas musicales:
Tiersen tiene una página propia, muy cuidada. En ella explica, por ejemplo, a través de un video, su nueva experiencia de ciclismo y música en Noruega:

 

http://yanntiersen.bzh/

 

Parece ser muy aficionado a las performances audiovisuales. Esta que sigue es bastante curiosa: quien quiera pasar una hora menos diez minutos encerrado en un faro con Yann Tiersen, mientras escucha el infinito (o, más bien, Infinito), que pulse:

 

 

El sueño de la razón engendra monstruos, pero el sueño de Tiersen (o con Tiersen) produce cortos de animación tan elegantes y redondos como este:

 

 

Finalmente, y al estilo más fan(ático), aquí va la próxima parada peninsular del músico:

http://lameva.barcelona.cat/grec/es/programa/yann-tiersen

Anuncios