Los años | Su música

 

Fíjate, tiempo, en que nada eres
sin nuestro transcurrir.
En que el rumor de tu suceso
nada es, apenas, sin la luz
de nuestro accidente.
Así perduras, insomne,
envuelto en la certeza
de tus sombras,
bañado por el canto
de algún pájaro.
Pero solo aconteces cuando,
cernida sobre ti,
amortal, casi humana,
la cámara te nombra.

© félix molina, del texto y audiovisual

 

Anuncios