contema sesenta y ocho

                      a J. J. Arreola, allá donde esté, desde mi admiración

 

Homologados por el uso de los más rigurosos clientes, los productos de nuestras máquinas se presentan en una oferta doble: para más o para menos de 50 años. Elija el formato y trasiego de vida que desee y aparecerá, servido con toda facilidad, a su alcance, debidamente empaquetado. Vidas más opacas o más transparentes, más trabajadas o más cómodas, más oscuras o más lúcidas.

Nuestro más de medio millón de técnicos en todo el mundo se encargarán, una vez reciban el código correspondiente de uso inscrito en su terminal –embalado junto a un suntuoso libro de instrucciones–, de trasmitir las oportunas instrucciones a todo su entorno (laboral, sentimental, comunitario, médico-genético) para disponerle una vida monitorizada, totalmente adaptada a sus exigencias y preferencias.

Tras unos sencillos pasos de conformidad, según el modelo elegido, opte por el modo de aplicación que más le convenga y prescinda de las dificultades convencionales de una vida no comprada. Olvide el modelo tradicional de vida, amoldado a los obstáculos y sometido a las inclemencias de la edad o las enfermedades.

Nuestros especialistas en genética y bufetes de abogados diseminados por los cinco continentes han elaborado un completo protocolo que le permitirá vivir cien, ciento cincuenta, doscientos años sin ningún tipo de problemas. Un equipo de sismólogos, otro de especialistas en circulación y aun otro de ecologistas velará porque disfrute de cualquier entorno sin complicaciones añadidas.

Como novedad, incluimos ahora nuevos canales temáticos en todas nuestras máquinas: vida literaria, vida científica, vida social… con más de 500 experiencias extra en cada pack, incluyendo reconocimientos universales, títulos honoríficos y menciones expresas.

¿Por qué resignarse a vivir una vida solo vivida si puede comprarla?

 

© félix molina, 2018, del texto y la ilustración.
Nota: se trata del contema ocho de la tercera serie.
Anuncios