Una fecha | La felicidad

Con este poemita abro la sección Archivo encriptado del poemario en construcción Un incierto sentido. Cuando lo pensé (y lo sentí) hace unos meses para escribirlo, me acordé de cómo el tiempo se detiene en la infancia y soñé que el niño que yo era ya pensaba en mi boda. Precisamente hoy se lo entrego a Ofelia como el regalo más puro.

Para Ofelia, diez años después

Aquella tarde
nos despertamos de la siesta
y andamos ese trecho
hacia la iglesia
(tan pequeña y tan sola
en medio de la plaza).
Caminamos como los niños
pintan a sus héroes
en un papel cualquiera pero
con el lápiz de un color distinto,
con un sol grande
asomando en una esquina
y una luna en el corazón.
Y cada paso era la semilla
de otro paso.

© félix molina, Un incierto sentido (en construcción)