Un aniversario | el nuestro

Nadie, salvo yo, sabe que Ofelia cuida una colonia de gatos. Les da alimento allá donde la vida les puso domicilio y ella –la que ayuda– amor.

Nadie, salvo ella, sabe que un veintitrés de octubre ella puso para siempre una colonia en mi corazón, acá, en el domicilio mismo del amor.

f.

Anuncio publicitario