John Keats | Sobre el mar

Los murmullos de entonces ahora cierne

sobre playas vacías; la turba de

su ola se filtra, mil, entre las grutas,

ensalmo de la Luna que lo nombra.

 

Tantas veces humilde, tantas tierno,

respetando ese enterrado silencio

de molusco, su paz recién sembrada

por la huella vuelta espuma del viento.

 

Aquellos que humillasteis vuestros ojos,

regocijaos con su infinito beso.

Aquellos que fatigó el ruido hostil

 

o abotargó la absurda cantinela,

sentaos junto a sus rocas, meditad,

despertad con su canto de sirena.

 

Nota arrullada: el poema es una traducción propia y libérrima de uno titulado On the Sea, que figura entre los versos póstumos de John Keats.