Un año | Mucho sol. Y viento

A Claudio R.

Ya está tendida la ropa de este año,
ancha de mangas hacia el viento,
nueva a los renacimientos de la voluntad.
Ya colorea –con el permiso de las nubes–
la caridad del día, como si fueran cascabeles
sus hechuras amadas.
Y ahora a vestirla,
otra vez a llenarla de nosotros,
para que nada quede entre
el roto de ayer
y los botones ciegos de mañana.

© félix molina, de Un incierto sentido. Empieza el blog el año con este trozo de viento y sol del poemario en construcción. Nada mejor o más humano que desear al prójimo/a semejante ese recuperarse de todo de nuestra propia ropa. Mucha salud.