Un blog | este verano

… es la estación de los libros (cómic, cuento, poesía), las películas, los conciertos, las obras de teatro o las exposiciones cuyo vagón no pudo parar con la pausa necesaria en los trabajosos meses de otoño, invierno o primavera y ahora se detiene, entre albercas y olores a higuera y a sandía, para rezumar, como en la piel del cántaro, las gotas que no vieron la luz (o mejor, la tranquila oscuridad) de este rincón virtual.

Aparte de permanecer más atentos a lo que sucede alrededor, con lo que se expone o se interpreta en muchos rincones no tan virtuales, el Calendario y sus flores se ocuparán con Ramón Gómez de la Serna, Ramón por antonomasia, y el cortazariano Charlie Parker y sus ensoñaciones, ese agreste jardín del músico donde lo inesperado es hijo de lo inaudito.

Se reavivará, como en el minúsculo fuego de un campamento, la llama de Mis relatos favoritos, con viejos (Guy de Maupassant) y más recientes (Cristina Fernández Cubas) frecuentadores del relato fantástico, que es el que suele aposentarse por estas fechas en la sección.

Un nuevo brote aparece en el blog, por raro que parezca cualquier crecimiento entre la sequedad del estío: la sección -esperemos que no guadianesca- dedicada a las revistas culturales, que se inicia además con un renacimiento, mejor una revuelta: Ajoblanco.

Merodearemos, como avispas sobre el aljibe, por la Tierra de libros queridos (como las Poesías de Rimbaud), el Memorial de obras inacabadas (la Décima de Mahler) o El desván del blog, donde se insertarán, como anticipo de su inmediata publicación, nuevos escritos…

 

¡Feliz verano: nos seguimos viendo en fm | al!

 

(c) de las fotos: los pies veraniegos de Ofelia y Félix